February 22, 2024
Espanol TKP News

¿Cuáles son las perspectivas del sector sobre los viajes internacionales desde EE.UU.?

Un factor importante que ha impulsado la demanda internacional estadounidense ha sido la fortaleza del dólar frente a otras divisas, en particular, el euro

A lo largo del verano de 2023 hubo muchos informes de que se estaba produciendo un aumento de las reservas de viajes internacionales procedentes de EE.UU., que se ha visto incrementado por la continua fortaleza del dólar. Aunque eso significaba que la demanda de viajes nacionales de EE.UU. estaba disminuyendo, el sector estaba en general entusiasmado con la idea de que el volumen de viajes internacionales de 2023 podría por fin alcanzar al de 2019.

Sin embargo, a finales de este año Reuters informó de que la demanda internacional procedente de EE.UU. podría haberse suavizado debido a la incertidumbre económica.  Pero mientras tanto, las aerolíneas estadounidenses seguían informando de una demanda continuada de viajes internacionales.

Entonces, ¿quién tiene razón?  A medida que nos adentramos en 2024, ¿debemos esperar que los viajes internacionales desde EE.UU. sigan creciendo, o se ralentizarán?  ¿Deberían los intermediarios de viajes y los vendedores B2B prepararse ya para escenarios alternativos? Hemos hablado con algunos expertos del sector para saber más.

Una reciente encuesta sobre el sentimiento de los viajeros realizada por Arival indicaba un descenso en el número de viajes que los viajeros estadounidenses tienen previsto realizar en 2024. Pero Douglas Quinby, cofundador y consejero delegado de Arival, no cree que sea algo de lo que haya que preocuparse. “Los viajeros estadounidenses están definitivamente de vuelta, y quieren más de ese viaje – especialmente experiencias. El descenso de la intención de viaje parece reflejar el sentimiento actual de los consumidores. Está la inflación, el coste de la vida, las perspectivas económicas… y la deuda de los consumidores está en máximos históricos.  Muchos viajeros estadounidenses se muestran cautos.  Pero la economía estadounidense, el empleo y el dólar se han mantenido resistentes, la demanda de viajes internacionales está ahí, y los viajes que la gente está haciendo son mucho más significativos.  Están reservando estancias más largas y gastan mucho más por viaje.  También están haciendo más cosas en esos viajes”.

Esto podría significar un cambio de estrategia para los hoteles que buscan viajeros estadounidenses, según el experto en gestión de ingresos hoteleros BEONx: “El hecho de que tanto los ciudadanos estadounidenses como los europeos realicen menos viajes, pero pasen más tiempo fuera y gasten más dinero es una oportunidad para el sector”, afirma Alex Barros, Director de Marketing e Innovación.  “La diversificación podría ayudar a hoteles y aerolíneas a compensar las implicaciones en los ingresos de que la gente tome menos vuelos; por ejemplo, podrían asociarse con hoteles y proveedores de actividades para ofrecer nuevos paquetes y servicios centrados en experiencias a los consumidores vendidas durante el proceso de reserva o incluso en el avión.  Creemos que es probable que aumente la amplitud de los servicios complementarios que ofrecen las aerolíneas y los hoteles a medida que cada vez más empiecen a pensar como minoristas.”

Un factor importante que ha impulsado la demanda internacional estadounidense ha sido la fortaleza del dólar frente a otras divisas, en particular el euro. Janis Dzenis, de la web de comparación de viajes centrada en EE UU WayAway, que ayuda a los viajeros a encontrar los mejores descuentos, señala que “aunque el tipo de cambio dólar-euro alcanzó su punto máximo a favor de los estadounidenses en el otoño de 2022, cuando un dólar te daba poco más de un euro, sin embargo se ha mantenido en máximos históricos durante todo el año y lo sigue estando ahora. Mientras esto continúe, veremos a los viajeros estadounidenses queriendo irse de vacaciones a Europa y a otros lugares y, cuando se detenga, evidentemente esto afectará en consecuencia a los viajes al extranjero desde EE.UU.”.

Para quienes buscan áreas de crecimiento en el mercado emisor estadounidense, quizá la mayor oportunidad provenga de centrarse en los cerca de 60 millones de hispanohablantes que hay allí, según Civitatis, el principal vendedor en línea del mundo de experiencias de viajes y actividades en español. Su director de operaciones, Enrique Espinel, comenta que “tanto si viajan dentro como fuera del país, la experiencia de los ciudadanos hispanohablantes de EE.UU. es que no se les ofrecen demasiados servicios turísticos en español. Por lo tanto, si se puede aprovechar esa circunstancia, tanto comercializándoles en español como ofreciéndoles el servicio real también en su idioma, es probable que se consiga una mayor aceptación y también clientes más satisfechos (¡y por lo tanto fieles!). Y lo que es muy importante, se trata de un mercado en crecimiento tanto demográfico como económico, por lo que ahora es el momento de captarlos.”

Independientemente de la dirección en la que se muevan los viajes salientes en EE.UU., Phocuswright, empresa organizadora de eventos sobre tecnología de viajes e investigación, opina que los viajes están atravesando un enorme periodo de cambio, por lo que cabe esperar picos y caídas en todos los mercados salientes, ya sean los de EE.UU. o los de otros países. “Una vez más, los viajes se encuentran en la cúspide de un cambio sin precedentes gracias a la rápida evolución de la tecnología, y siempre van a ser muy reactivos a las situaciones geopolíticas y económicas”, afirmó Eugene Ko, Director de Marketing y Comunicaciones de Phocuswright. “Los viajes no van a perder su importancia: son vitales para el crecimiento económico y las conexiones humanas. Nuestro último estudio sobre consumidores muestra que los consumidores del Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y España clasifican sistemáticamente los viajes como su área de gasto discrecional de mayor prioridad. Las empresas de viajes deben mantenerse ágiles y apoyarse en las nuevas tecnologías -como la inteligencia artificial, por ejemplo- para adaptarse rápidamente a los nuevos panoramas a medida que evolucionan. La buena noticia es que las perspectivas para los viajes en los próximos 12 meses son, en general, positivas para todos los mercados principales.”

Esto es algo con lo que, Gareth Matthews, CMO del proveedor global de distribución de viajes Didatravel, está de acuerdo. “Los patrones de viaje de los consumidores cambian con tanta frecuencia -debido a las condiciones económicas, los cambios en la vida laboral, las situaciones políticas y una miríada de otros factores- que las empresas de viajes necesitan adaptar continuamente sus estrategias, estar diversificadas geográficamente y ser reflexivas a la hora de prever la oferta, la demanda y los precios.” Añade, sin embargo, que “la tecnología adecuada desempeña un papel importante en ello, ya que si se dispone de procesos automatizados se puede tanto ampliar como reducir la escala rápidamente o cambiar de un mercado prioritario a otro, todo ello con un coste limitado y sin necesidad de enormes equipos de personas.”

Source  Belvera Partners.

Leave feedback about this

  • Quality
  • Price
  • Service

PROS

+
Add Field

CONS

+
Add Field
Choose Image
Choose Video
X